Un negocio sin crisis

Un negocio sin crisis

Lo que se puede ver en la foto es la cantidad de tarjetas de “clubs para hombres” colocadas por los repartidores ambulantes en un coche. En este caso la instantánea corresponde a un vehículo aparcado en una zona de bares de la ciudad de Valencia. Lo curioso del caso es que esta saturación publicitaria se debió producir en un periodo de tiempo reducido, al encontrarse el vehículo en zona azul.

Para cualquiera que sepa algo de economía habrá llegado a la conclusión de que una gran oferta sólo es producida por una gran demanda. Esta oferta no ha hecho más que incrementarse con el paso del tiempo, si nos fijamos en la cantidad de tarjetas colocadas por automóvil. Si esté crecimiento continúa es probable que muy pronto falte espacio en las ventanillas de los coches.

Este no-negocio, inextente y etéreo mueve alrededor de 18.000 millones de euros al año y cuenta con alrededor de 300.000 “entes” dedicados a ejercerlo. Si existiera sería junto a la construcción y el turismo el tercer motor de la economía.

La creciente evolución de esta tendencia es destacable al situarse en un marco económico caracterizado por la crisis. Crisis que ha provocado y provocará tras las elecciones del 20-N el desarrollo de recortes y medidas recaudatorias que contribuyan al saneamiento de las cuentas del estado. Las subidas en los impuestos como el IVA, la bajada de los salarios de los funcionarios o los recortes en educación y en sanidad son una realidad desde hace un tiempo.

Ningún programa electoral de grandes partidos incluye ninguna medida recaudatoria sobre estos 18.000 millones de euros. Si como defienden los mismos partidos esta es una práctica explotadora que viola los derechos y vulnera la dignidad de la mujer, ¿por qué no se prohíbe? La respuesta es siempre que es una actividad difícil de perseguir. ¿Difícil de perseguir? Lo cierto es que el camuflaje de los tubos de neón y las tarjetas y anuncios que invaden todas las ciudades son difíciles de ver.

Este dinero negro no hace más que sumarse a todo el que se mueve en el país que contaba con más billetes de 500€ de Europa. La economía sumergida se calcula que podría estar en torno al 20-23%. A nadie por tanto extraña que con 5 millones de parados el país no haya explotado en protestas sociales.

0
Like
Save

Comments

Write a comment

*